Tendencias:

Cómo crear de un plan financiero exitoso para una startup

137 (1)

Desde cálculos de ventas y costes hasta planificación de liquidez y cálculos de rentabilidad: los emprendedores y empresarios a menudo se enfrentan al desafío de crear un plan financiero para bancos o inversores.

Los asesores Dorado Rubio te muestran cómo configurar el plan financiero y te dan consejos para crearlo.

Definición: ¿Qué es un plan financiero?

El plan financiero es el corazón de todo plan de negocios. Presenta la evolución de la empresa en cifras y, por tanto, proporciona información sobre si la creación de una empresa también merece la pena desde el punto de vista económico. Al mismo tiempo, muestra cuánto capital es necesario para financiar tu trabajo por cuenta propia o tu empresa.

¿Por qué tener un plan financiero al emprender?

El plan de negocio y financiero es de fundamental importancia para que los bancos o inversores decidan si necesitas dinero para iniciar tu negocio. Los bancos a menudo sólo utilizan los números para estimar si podrás pagar el préstamo, incluidos los intereses.

Un buen plan financiero es un factor de éxito para financiar tu proyecto. Pero el plan financiero también es una importante herramienta de control para vigilar el éxito de la empresa e identificar y actuar sobre los riesgos financieros desde el principio. Por tanto, invierte suficiente tiempo en la creación.

Estructura: ¿Qué pertenece al plan financiero?

No existe un modelo de plan financiero único para todos. Si buscas en Internet muestras, ejemplos o plantillas para el plan financiero, encontrarás una gran variedad de estructuras. Se recomienda claramente la siguiente estructura para tu plan financiero, que se ha desarrollado junto con bancos e inversores. El plan financiero está estructurado de la siguiente manera:

  1. Planificación de ventas.
  2. Costos dependientes de las ventas (costos variables).
  3. Costos operativos y continuos, incluidos salarios y costos de marketing.
  4. Los costos de puesta en marcha.
  5. Inversiones.
  6. Requisitos de liquidez y capital.
  7. Plan de financiación.
  8. Cálculo de rentabilidad.

1. Haz planificación de ventas

Primero, calcula los ingresos que generarás con tus productos o servicios. Aquí te basas en el cálculo del precio realizado en el plan de negocio y estimas cuánto venderás en las primeras semanas, meses y años. Por favor ten en cuenta que tu oferta es nueva en el mercado. En la práctica, las cifras de ventas de las empresas de nueva creación al principio aumentan lentamente.

2. Registra los costos

Basándote en el desarrollo de las ventas, ahora calcula qué costes esperas en la planificación financiera. Los costos que surgen al iniciar un negocio incluyen:

  • Costos variables o dependientes de las ventas: Los costos variables incluyen todos los costos de la empresa en los que se incurre directamente durante la producción o la creación de tu oferta. Ejemplos de esto son los costos de materiales o la compra de bienes.
  • Costos fijos o costos operativos: La categoría de costos operativos incluye sueldos y salarios, alquileres, costos de marketing, honorarios de seguros, etc.

El cálculo del margen de contribución está estrechamente vinculado al cálculo de los costes. El margen de contribución de un producto muestra qué parte de los ingresos por ventas queda para cubrir los costos fijos después de deducir los costos variables. Asegúrate de que los márgenes de contribución de los productos individuales sean siempre positivos. Luego, a medida que aumenten las ventas, todos los costos fijos se cubrirán gradualmente y alcanzarás el punto de equilibrio.

La comparación de ventas y costos da como resultado automáticamente el estado de pérdidas y ganancias en tu plan financiero. Refleja el desarrollo operativo de las operaciones de tu empresa. En este punto también se tienen en cuenta los intereses y los impuestos para determinar el resultado.

3. ¿Qué costos iniciales existen?

Incluso antes de que puedas generar tus primeras ventas con tu empresa, existen costos iniciales. Estos incluyen costos de consultoría, honorarios por el registro de marcas o la inscripción en el registro comercial, costos de contratación de personal y gastos de equipamiento comercial. Los costes iniciales pueden oscilar entre unos pocos cientos y varios miles de euros y, por lo tanto, pueden tener un impacto significativo en el capital necesario para la puesta en marcha. Por tanto, comprueba detalladamente en qué costes iniciales se incurrirá.

4. Planificar inversiones

Además de los costes iniciales, las inversiones suelen representar una partida importante en el plan financiero. El importe varía mucho de un modelo de negocio a otro. Los autónomos, como los diseñadores, suelen empezar con poca inversión en equipamiento técnico y en la oficina. Si abres un restaurante, tendrás que invertir mucho más en equipamiento de cocina y diseño de interiores. Y las empresas que primero tienen que construir fábricas y comprar máquinas tienen necesidades de inversión muy elevadas.

En tu plan financiero no tengas en cuenta sólo las inversiones necesarias para empezar. En el plan de inversiones se registrarán también las inversiones de ampliación o reposición que surjan en relación con el desarrollo del negocio en los años siguientes. La depreciación también se determina en la cuenta de pérdidas y ganancias en función de las inversiones.

5. Planificación de liquidez

Ahora tienes casi toda la información que necesitas para tu planificación de liquidez. Por un lado, los resultados del negocio operativo, así como los gastos de fundación e inversiones, influyen en la planificación de la liquidez. Por otro lado, ingresa tu capital inicial existente. Sobre esta base, podrás seguir cómodamente la evolución del saldo de tu cuenta en el plan financiero. Para la mayoría de las empresas emergentes, esto inicialmente pasa a números rojos. La planificación de liquidez te muestra cuán elevados son tus requisitos de capital, que debes cubrir externamente.

6. Determinar los requisitos de capital y elaborar un plan de financiación

Usa el siguiente ejemplo para determinar el requisito de capital: alcanzarás el punto de equilibrio después de 13 meses. Para entonces habrá que prefinanciar 65.000 euros. Los costes iniciales y las inversiones iniciales ascienden a 45.000 euros. Traes contigo 35.000 euros de capital inicial. Entonces tu planificación de liquidez da como resultado un requerimiento de capital de 75.000 euros. En el plan financiero ahora debes explicar cómo lo financiarás. ¿Cuánto capital aportas a la empresa y cuánto capital externo planeas utilizar para iniciar? Esto se registra en el plan de financiación.

Una vez que hayas decidido la financiación respectiva, es decir, capital propio frente a capital prestado, introdúcelo como una entrada en la planificación de liquidez para que el saldo de tu cuenta ya no esté en territorio negativo y tu requisito de capital caiga a 0 euros. Es importante que asegures siempre la liquidez de tu empresa.

Esto es especialmente importante, por ejemplo, en el comercio minorista: ¿Cómo se financia el almacén y el equipamiento de la tienda? El interior de una tienda requiere mucho capital. No son infrecuentes inversiones de entre 1.000 y 3.000 euros por metro cuadrado. A la hora de planificar tu liquidez, ten en cuenta la fase de renovación: la renovación de una tienda puede tardar hasta 4 semanas. Durante la fase de renovación, ya estás pagando el alquiler, pero aún no tienes ingresos.

7. Cálculo de rentabilidad

La conclusión de tu plan financiero es el cálculo de la rentabilidad, que presenta anualmente las cifras clave más importantes del negocio operativo. El cálculo de la rentabilidad tiene como objetivo permitir al lector ver rápidamente de un vistazo qué tan rentable es iniciar un negocio. Para ello, la cuenta de pérdidas y ganancias se complementa con diversas variables del negocio, tales como: margen de contribución o beneficio bruto, márgenes brutos, márgenes EBIT o EBITDA.

Consejos para el plan financiero

Considera los siguientes consejos para crear un plan financiero profesional:

  1. Planificación realista: No te ayudará si muestras un escenario ideal para iniciar un negocio en tu plan financiero con el menor requisito de capital posible. La práctica demuestra a menudo que el crecimiento de las ventas es más lento y los costos de la empresa son más altos. Entonces rápidamente te encontrarás con problemas de liquidez.
  2. Considera las zonas de amortiguamiento: una herramienta sencilla para una planificación realista es tener en cuenta una zona de amortiguamiento. Esto muestra a los bancos e inversores que se pueden superar tiempos aún más difíciles.
  3. Garantizar la trazabilidad y la plausibilidad: un buen plan financiero no se compone sólo de números. Explica tus pronósticos y valores para que los números sean comprensibles y plausibles. Hacer referencia a los resultados de la investigación y utilizar fuentes para el plan financiero.
  4. Sin errores en los cálculos: Si los posibles inversores encuentran errores de cálculo en tu plan financiero, probablemente será difícil tomar una decisión de financiación positiva.
  5. Impresión profesional: asegúrate de que tu plan financiero tenga un diseño atractivo y una presentación clara, especialmente cuando se trata de tablas extensas. Por supuesto, el PDF del plan financiero es muy importante aquí.
  6. No olvides nada: ¿Has tenido en cuenta todos los puntos de la estructura anterior en tu plan financiero?

Y lo más importante, conoce tu plan financiero por dentro y por fuera. Cuando hables con un banco o con inversores, se te pedirán numerosos detalles sobre tus cifras. Aquí no debes desplazarte y leer, sino tener respuestas listas de forma rápida y precisa.

Asesoramiento en planificación financiera

Los asesores de empresas emergentes ofrecen ayuda profesional para crear planes financieros y encontrar la financiación adecuada. Para que los emprendedores también puedan permitírselo, existen programas de financiación que cubren una buena parte de los costes de consultoría.

La planificación financiera suele formar parte de la creación del plan de negocio que realizas con el asesor.

Después de la fundación: planificación y control financiero continuo

Incluso después del emprendimiento, las empresas preparan periódicamente planes financieros plurianuales, por ejemplo cuando se quieren desarrollar nuevas áreas de negocio o implementar proyectos de inversión más importantes. Estos planes financieros no tienen por qué cubrir necesariamente a toda la empresa, sino que también pueden extenderse a áreas individuales.

Pero independientemente de si se trata de una empresa pequeña o grande, la planificación financiera continua debería formar parte del repertorio estándar. A menudo se elabora un plan de 1 año para planificar el próximo ejercicio financiero. También es importante comparar continuamente las cifras reales con las cifras objetivo para poder identificar rápidamente las desviaciones y, si es necesario, tomar contramedidas para evitar cuellos de botella de liquidez.

Conclusión: las herramientas ayudan a evitar errores

Como corazón de todo plan de negocios, el plan financiero representa en cifras las medidas de desarrollo empresarial descritas anteriormente. Sus componentes dan respuesta a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuándo se empiezan a obtener beneficios? (declaración de ganancias y pérdidas).
  2. ¿Cuánto dinero te gastarás en la puesta en marcha? (costos de cimentación).
  3. ¿En qué se invierte el dinero? (plan de inversión).
  4. ¿Cuánto capital se requiere? (planificación de liquidez).
  5. ¿Cómo se financian los requisitos de capital? (plan de financiación).
  6. ¿Qué tan rentable es la empresa? (cálculo de rentabilidad).

Si descubres que no puede lograr el éxito deseado con tu proyecto inicial, deberías revisar el concepto o, si es necesario, cancelarlo aquí.

Lo importante para un buen plan financiero es una estructura coherente y paso a paso que vincule los componentes individuales. Debido a su susceptibilidad a errores, muchas herramientas de Excel no se recomiendan. Una herramienta de plan financiero puede ahorrarte mucho tiempo y ayudarte a crear un plan financiero profesional que convencerá a bancos e inversores.

Categorias

Proin faucibus ex nec mauris sodales, sed elementum mi tincidunt. Sed viverra egestas nisi consequat. Fusce sodales ultrices augue a accumsan.

Mas leidos

Scroll al inicio