Tendencias:

Pierde el miedo a enviar tus productos fuera de España con estos consejos.

shutterstock_702128830(FILEminimizer)

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las empresas que venden productos por internet es enviar sus productos de manera internacional. Existen muchos factores de riesgo y problemas que acaban haciendo retroceder a los empresarios antes de tomar esta decisión. A esto se le suma un gran desconocimiento acerca de las empresas de paquetería internacionales, lo cual les supone un riesgo para enviar los productos fuera del país.

Pero ¿Es bueno cerrarnos ante esta posibilidad por miedo?

Debemos darnos cuenta que nuestros productos podrían ser incluso mejor comprados en otros países y mediante precios más altos, lo que nos haría triunfar de manera significativa en comparación al nicho de mercado establecido dentro del ámbito nacional.

Es por ello que no debemos renunciar a esta oportunidad en ningún momento. Bien es cierto que este proceso conlleva una información y un tiempo estimado para poder hacerlo correctamente, y por esa misma razón te traemos este artículo que puede resolverte muchas de las dudas que tienes acerca de este tema.

¿Cualquier empresa debe lanzarse a enviar productos internacionalmente?

  1. Nuevas empresas.

Una nueva empresa necesita darse a conocer al mayor número de personas posibles para atraer más clientes y lograr una buena rentabilidad económica, eso lo sabemos. La tentación de publicitarnos al resto del mundo está presente, pero es importante centrarse en el público que tenemos más cercano.

Si buscamos abarcar mucho al principio, corremos el riesgo de invertir mucho dinero en publicidad que llegue a distintas partes del mundo que podemos acabar perdiendo. Si acabas de abrir, lo primero de lo que deberías preocuparte es de atraer un buen número de personas que ayuden a equilibrar tus inversiones dentro del país.

¿Entonces no puedo mandar productos al extranjero si soy una nueva empresa? Sí, existen maneras, aunque no se debe hacer nunca sin un análisis previo de nuestros productos y el público al que queramos enfocarlo.

Por ejemplo, si somos una empresa de productos alimentarios de venta online, podemos hacer un análisis de mercado de los productos que triunfan en el extranjero, como podemos leer en el siguiente artículo de El Confidencial.

Además, existen casos de empresas que abren asociadas a otras empresas extranjeras, por lo cual tendrían la publicidad cubierta en este sentido. Esto no es lo común, ya que normalmente debemos llegar a esas personas de fuera de España mediante otros medios, como lo son: un proyecto de empresa de universidad en Europa o EEUU o conocer a miembros de empresas extranjeras que nos ayuden a introducir nuestros productos en su país.

  1. Empresa en expansión.

En este caso, encontramos que es una muy buena idea lanzar nuestros productos al mercado internacional. De este modo, conseguiremos más público, contaremos con la posibilidad de expandir nuestro negocio a otros países y no correremos el riesgo de quedar estancados ante una misma clientela. Muchas empresas se dedican a enviar sus productos fuera de España porque saben que tienen éxito en éstos, y a sus clientes no les importa pagar unos gastos de envío mayores que si compraran un producto nacional.

Debemos ofrecer un producto de calidad y diferente a lo que ya existe para no luchar constantemente con la competencia, ya que esto puede hacernos perder mucho dinero. Existen muchos modos de diferenciarnos, por producto, por calidad, por precio, etc.

Ahora que ya conocemos la situación en la que debemos plantearnos mandar nuestros productos de manera internacional, vamos a conocer qué factores de riesgo y problemas influyen a la hora de tomar la decisión de mandar nuestros productos fuera de España, y qué soluciones podemos llevar a cabo para ello.

¿Por qué supone en si un problema enviar productos internacionalmente?

Enviar productos al extranjero puede presentar varios desafíos para una empresa, y como comentamos al principio, el desconocimiento puede ser total en muchos aspectos acerca de este tema. Entre ellos, tenemos:

-Los costos de envío e impuestos (aranceles).

El precio que supone enviar productos fuera puede ser bastante alto, sobre todo si no se tiene experiencia en la logística de transportes internacional.

Cabe la posibilidad de pagar aranceles y otros impuestos de importación que aumenten el costo total del envío, por lo que los precios a pagar por la empresa y el cliente pueden ser muy altos si no estamos correctamente informados.

Las empresas deben tener en cuenta estos costos al calcular el precio de sus productos antes de plantearse la posibilidad de enviarlos a cualquier sitio.

-Regulaciones y requisitos de importación.

Cada país tiene sus propias leyes y regulaciones sobre lo que se puede importar y cómo.

Hay productos que son ilegales o está mal vista su venta en otros países, y lanzarnos a mandarlos allí sin conocer sus normas y restricciones puede suponernos no sólo una pérdida económica de nuestra inversión y nuestros productos, si no también denuncias por parte de ese país hacia nuestra empresa por intentar vender un producto prohibido en su país.

-Dificultades en la comunicación.

Enviar nuestros productos fuera del país puede ser muy duro, ya que nos enfrentamos a muchos aspectos que debemos solucionar, tales como los diferentes idiomas, zonas horarias y diferentes proveedores de transporte. Por ello, las empresas deben asegurarse de tener un buen plan de logística para garantizar a los clientes que sus productos llegarán a su destino a tiempo, y en buen estado.

Si vamos a enviar productos a Estados Unidos, necesitaremos hablar fluidamente inglés o contratar a alguien en la empresa que sepa hablarlo, puesto que una mala comunicación podría crear malentendidos y nos afectaría negativamente.

Por supuesto, también debemos saber defendernos en los idiomas que hablan nuestros clientes, ya que pueden estar teniendo un problema o sugiriéndonos unas mejoras que no logramos entender y nos pueden hacer quedar mal ante ellos. En muchas plataformas de venta existe una opción que traduce el texto de las reseñas u opiniones de los clientes, pero puede no ser siempre certero. Para evitar esto, deberemos hablar el idioma o tener un trabajador que lo hable en todo momento.

-La entrega de los productos puede tardar más de lo previsto.

Los productos mandados de forma internacional pueden tardar mucho tiempo en llegar debido a las aduanas y los requisitos de inspección de cada lugar donde paran nuestros envíos.

Mandar estos productos implica una cadena de suministro más larga y compleja, lo que aumenta el riesgo de retrasos y errores en las entregas. Sin duda esto puede afectar negativamente al nivel de satisfacción de cada cliente, como ocurre por ejemplo en la plataforma de compra Aliexpress, en la cual podemos encontrar que hay pedidos que tardan hasta 2 meses en llegar a los clientes, en función de la situación.

-Pérdida o daño de los productos.

Los productos enviados fuera de nuestro país pasan muchos días por muchos lugares diferentes, almacenamiento y manos, y es por esta misma razón que pueden sufrir más daños o pérdidas.

En caso de pérdida, deberemos abonar el precio total que pagó el cliente por el producto y esto sería sin duda malo para nosotros. Pero aún es más trabajoso para nosotros realizar una devolución, ya que el producto tardaría bastante tiempo en llegar hasta nosotros, y el cliente no estaría satisfecho. Por ello, es importante contratar un seguro junto a cada envío que nos cubra en caso de pérdida o daño del producto.

Ahora que conocemos los factores de riesgo a los que podemos enfrentarnos al enviar productos fuera necesitamos saber las soluciones, ya que mandar productos fuera del país puede mejorar enormemente nuestra situación económica con la empresa.

Soluciones y consejos para hacer envíos internacionales.

  1. Investigación de mercado.

Como hemos dicho previamente, antes de comenzar a exportar productos, debemos investigar el mercado para identificar las necesidades de los clientes, la competencia y las regulaciones de importación del país de destino.

Esto ayudará a que podamos llegar a los clientes deseados desde el primer momento, sin tener que estar experimentando si nuestros productos gustarán o no en un ámbito tan lejano.

  1. Asesoramiento especializado.

Se debe obtener asesoramiento especializado de organizaciones gubernamentales de cada país y de su forma de comercio

Una manera de lograrlo es a través de las cámaras de comercio pertinentes o desde las agencias de exportación. De esta forma lograrás un buen asesoramiento para superar las barreras de entrada en el mercado extranjero sin problemas de leyes ni regulaciones que no conozcas.

  1. Selección de un correcto servicio de logística internacional.

Elegir una empresa de transporte y logística de confianza es clave para el transporte y almacenamiento de tus productos en el país de destino al que queramos exportar nuestros productos. Nosotros te recomendamos visitar Cargolink en todo momento si deseas exportar a cualquier país de la Unión Europea.

  1. Logra una buena comunicación en todo momento.

La falta de comunicación o no entender el idioma es uno de los graves factores de riesgo a los que nos enfrentamos al enviar nuestros productos al extranjero.

Debemos optar por contratar un traductor o aprender el idioma con el que vayamos a trabajar para lograr una buena comunicación.

  1. Hacer una correcta planificación económica.

Esto es clave para poder calcular los gastos que debamos afrontar sin sufrir pérdidas en nuestro negocio. Para ello deberemos tener en cuenta los costos asociados con el envío al extranjero, los aranceles y otros costos de envío.

Esperamos haberte ayudado ante estas dudas y te recomendamos en todo momento no cerrarte a expandir tu negocio al resto del mundo. Muchas personas estarán agradecidas de contar con tus productos en su país y además ¡claramente saldrás ganando si lo haces bien!

Categorias

Proin faucibus ex nec mauris sodales, sed elementum mi tincidunt. Sed viverra egestas nisi consequat. Fusce sodales ultrices augue a accumsan.

Mas leidos

Scroll al inicio