Tendencias:

¿Qué hay que hacer para ser dentista?

shutterstock_1955812258(FILEminimizer)

Los dentistas tienen fama de ser una de las profesiones mejor retribuidas que existen. Sin embargo, como sucede en todo el ámbito de la salud, se requiere cierta vocación y, sobre todo, una dura preparación académica.

En la actualidad, en España, para trabajar como dentista es necesario haber terminado la carrera de odontología. Una carrera universitaria de 5 años que se imparte en 13 universidades públicas y 9 privadas.

La Organización Colegial de Dentistas de España, en su web Consejo Dentistas, informa que cada año se gradúan 1.700 nuevos dentistas en nuestro país. En España existen más de 36.000 dentistas colegiados. De ellos, el 55% son mujeres. 6 de cada 10 dentistas en nuestro país tienen menos de 44 años. Esta es la radiografía general del cuerpo de odontólogos que ejercen en España. Un conjunto de profesionales jóvenes, altamente cualificados y con una importante presencia femenina.

Otro de los datos interesantes es que entre el año 2000 y el 2020 se duplicó el número de facultativos de odontología en nuestro país. Este periodo coincide con el momento de mayor avance tecnológico y científico que ha vivido la salud bucal en su historia. Es la época en la que se introducen las últimas tecnologías en la odontología: pruebas de diagnóstico por imagen en 3D por ordenador, diseño CAD-CAM de apósitos e implantes dentales (tecnología utilizada para diseñar piezas industriales de precisión), uso de nuevos materiales bío-compatibles. Esto, al mismo tiempo que se especializa aún más esta rama médica y se desarrollan notablemente los tratamientos dentales, hasta dar lugar, por poner un ejemplo, a la popular ortodoncia invisible.

Se puede decir que la odontología, en general, y en España, en particular, tiene muy buena salud. Cada vez se pueden resolver mejor los diferentes problemas de salud bucal que sufre la población, con tratamientos más efectivos, menos duraderos y menos invasivos. Para seguir avanzando por este camino, se necesitan nuevos profesionales bien preparados.

Dónde estudiar odontología.

Como hemos dicho, se trata de una carrera de 5 años, bastante exigente. De hecho, para poder matricularse se suele exigir una de las notas más altas en las pruebas de la EBAU, la antigua selectividad. Al nivel de lo que se exige para matricularse en Medicina o en Matemáticas. Estos son las universidades que la imparten.

Universidades públicas:

  • Universidad de Barcelona.
  • Universidad Complutense de Madrid.
  • Universidad Rey Juan Carlos. Alcorcón (Madrid).
  • Universidad de Granada.
  • Universidad de Murcia. Campus de Espinardo.
  • Universidad de Oviedo.
  • Universidad de Valencia.
  • Universidad de Sevilla.
  • Universidad de Santiago de Compostela.
  • Universidad de Salamanca.
  • Universidad del País Vasco. Campus de Leioa.
  • Universidad de Zaragoza.
  • Universidad de las Islas Baleares. Campus de Palma (Mallorca)

Universidades privadas:

  • Universidad C.E.U. San Pablo. (Madrid, Barcelona, Valencia.)
  • Universidad Cardenal Herrera. (Valencia, Elche, Castellón.)
  • Universidad Europea de Madrid. Villa viciosa de Odón. (Madrid)
  • Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir.”
  • Universidad Alfonso X “El Sabio”. Villanueva de la Cañada (Madrid)
  • Universidad Internacional de Cataluña. (Barcelona).
  • Universidad Católica de Murcia. Campus de los Jerónimos. Guadalupe (Murcia).
  • Universidad Europea Miguel de Cervantes. (Valladolid)
  • Universidad Europea de Valencia.

Qué se estudia en odontología.

Para acceder a la carrera es necesario haber terminado bachillerato y superado la EBAU con una calificación superior a la nota de corte fijada por la Universidad. Otra de las opciones es haber finalizado un Grado Superior de Formación Profesional relacionado con odontología, como puede ser el de Higiene Bucodental.

Todo depende de las normas internas de cada universidad, pero lo normal es que para acceder a la carrera vía F.P. exijan una nota media durante el ciclo, igual o superior a la nota de corte de la EBAU.

Los últimos años de carrera se procede a la especialización. Pudiendo el alumno elegir una formación más específica orientada a campos como Rehabilitación oral, Endodoncia, Ortodoncia, Odontología forense, Cariología, Odontología perinatal, Periodoncia y Odontopediatría. Señalando la mención específica en la titulación.

Cada facultad tiene su propio plan de estudios, pero para hacernos una idea de las asignaturas que se estudian, este es el plan formativo de la Universidad de Barcelona:

  • Curso 1º. Anatomía Humana, Biología Celular, Bioquímica y Biología Molecular, Epidemiología, Psicología y comunicación, Anatomía Bucodental, Fisiología Humana, Histología, Inmunología Bucodental y materiales odontológicos.
  • Curso 2º. Biofísica y bioquímica bucodental, Iniciación a la clínica odontológica, Microbiología, Patología General, Anestesia y reanimación, farmacología, odontología preventiva, principios de cirugía y anatomía patológica. Asignaturas optativas.
  • Curso 3º. Cirugía bucal, Oclusión y disfunción cráneo-mandibular, Odontopediatría, operatoria dental, endodoncia, ortodoncia, periodoncia, medicina bucal, prótesis dental fija y removible. Asignaturas optativas.
  • Curso 4º. Clínicas de Prostodoncia y de Disfunción cráneo-mandibular, Medicina Bucal clínica, Operatoria Dental Clínica, Ortodoncia Clínica, Implantología, Endodoncia clínica, odontopediatría clínica, periodoncia clínica. Asignaturas optativas.
  • Curso 5º. Introducción a la odontología integrada; Legislación, Ética, Profesionalismo e Historia de la Odontología; Odontología Preventiva Aplicada, Asignaturas Optativas, trabajo fin de carrera y prácticas.

La carrera finaliza con una tesina o trabajo fin de carrera presentado por el estudiante. Algunas universidades, sobre todo privadas, homologan el título para poder ejercer fuera de España. En otros países de la Unión Europea, de Hispanoamérica o en los Estados Unidos.

Algunas universidades privadas, también dan la opción de realizar las prácticas en sus propias clínicas privadas, o en cadenas clínico-dentales con las que están asociadas. De ellas, algunas seleccionan a su alumnado más destacado para que se queden a trabajar con ellos.

La carrera de odontología está muy ligada a la realidad profesional del sector. Desde el primer año se realizan prácticas. En concreto, en la Universidad de Barcelona, en 1º, 2º y 3º, las prácticas se efectúan en laboratorio, realizando, en ocasiones, simulación de casos de atención al paciente. Durante los cursos, 4º y 5º, las prácticas se llevan a cabo en el Hospital Odontológico Universitario de la Universitat de Barcelona (HOUB), gestionado por la Fundación Josep Finestres, donde se atienden a pacientes reales.

A lo largo de la carrera son habituales las salidas a centros ambulatorios para conocer in situ cómo se realiza el trabajo y cómo se organiza una clínica. Es habitual que las facultades públicas firmen convenios de colaboración con clínicas privadas, a las que asisten los alumnos para completar su formación.

Salidas profesionales.

En nuestro país la asistencia sanitaria bucodental está cubierta por el sector privado. No lo atiende la seguridad social. Por lo que para poder ejercer de dentista tienes que recurrir a empresas del sector o bien montarte tu propia clínica.

Aunque visto desde fuera pueda parecer un sector muy rentable, no es tan boyante como se imagina. Existe paro, aunque mucho menos que en otras profesiones, y dentistas que después de haber invertido mucho dinero en montar su clínica, terminan arruinados.

Rafael Rodríguez, director general de Kulzer Iberia, una empresa de suministros dentales líder en el sector, opina que la clave del éxito laboral está en la especialización. Esto implica que, tanto para que funcione una clínica como para desarrollar la carrera profesional de un odontólogo, es fundamental que el profesional se vaya especializando en una rama desde su formación y la vaya desarrollando a través de su trabajo.

Hoy en día, las especialidades que están experimentando un mayor crecimiento son la ortodoncia, la estética dental y la implantología. Mientras que las ramas más estables en el tiempo son la periodoncia, la cirugía oral y la endodoncia.

Sin duda, una de las principales alternativas profesionales para los titulados es el autoempleo. Que se monten ellos su propia clínica dental. Según la revista «Emprendedores», se puede poner en marcha una clínica dental pequeña desde una inversión inicial de 150.000 €. El coste es tan alto por la inversión en maquinaria, fundamental para poder realizar el trabajo.

Con una dedicación constante se puede amortizar la inversión en un par de años, generar beneficios y reinvertir una parte de ellos en actualizar el equipamiento. La odontología es una rama de la salud que está en continuo avance tecnológico. Las clínicas están obligadas a incorporar las innovaciones para no quedarse fuera del mercado.

Como todo negocio, una de las claves del éxito se encuentra en la ubicación física. Es importante alquilar o adquirir un local en una zona comercial, que lo puedan localizar con facilidad los posibles pacientes. No es imprescindible instalarse en una calle muy transitada, la proximidad es otro de los factores para captar público.

Otra de las herramientas para llegar a la gente es efectuar un buen plan de marketing digital. Contar con una página web en la que la clínica explica los tratamientos que realiza, con un blog para dar respuesta a las principales preguntas que se formulan los interesados y una buena presencia en redes sociales.

La atención al público es la herramienta más poderosa para que una clínica crezca a medio y largo plazo. Unos pacientes satisfechos recomendarán la clínica a su entorno más cercano y una parte de este, con el tiempo, pasará a ser clientes.

Trabajar de dentista no es llegar y besar el santo. Es un trabajo duro, que comienza con la formación y que con el tiempo va dando sus frutos.

Categorias

Proin faucibus ex nec mauris sodales, sed elementum mi tincidunt. Sed viverra egestas nisi consequat. Fusce sodales ultrices augue a accumsan.

Mas leidos

Scroll al inicio